Cookie Consent by FreePrivacyPolicy.com Formación permanente: “Una pastoral evangelizadora: el primer anuncio”
Diócesis de Osma-Soria

Formación permanente: “Una pastoral evangelizadora: el primer anuncio”

23 de enero de 2022

La mañana del sábado 22 de enero tuvo lugar una nueva sesión de formación permanente para sacerdotes, laicos y religiosos en la Casa diocesana de Soria. Jesús Manuel Úbeda Moreno, Vicario para la evangelización y la transmisión de la fe de la Diócesis de Getafe fue el encargado de impartir la formación, abordando el tema: “Una pastoral evangelizadora: el primer anuncio”.

El tema elegido para la ponencia, en palabras de Jesús Úbeda, es respuesta a una necesidad concreta: “Nos estamos dando cuenta de que el sujeto que nos encontramos también dentro de la Iglesia, por ejemplo, los padres de los niños de comunión, los que se acercan a bautizar, los novios, etc… No han recibido el primer anuncio, el kerygma, no han tenido un encuentro con Jesucristo, que es lo que realmente fundamenta la fe y lo que hace que haya una conciencia de ser cristiano. El primer anuncio se presenta así como elemento esencial de la fe, sin el cual, lo demás se queda cojo, toda la formación, toda la moral, todo lo demás vemos que no cuaja. El primer anuncio es una respuesta a esta necesidad”.

La ponencia se desarrolló en base a cuatro puntos, que responden a los siguientes epígrafes: “Conciencia del discípulo misionero”; “La misericordia como posición original”; “La superación de la fractura entre la fe y la vida” y “La necesidad de un método: la verdad de la experiencia”. A estos cuatro puntos el ponente añadió un interesante corolario en el que se refirió al papel de la liturgia y la caridad como oportunidades privilegiadas para la realización del primer anuncio.

Al final de la exposición se dio un turno de preguntas, tras el cual el Sr. Obispo dirigió unas palabras de agradecimiento al ponente y recogió brevemente algunas de las muchas enseñanzas extraídas de su reflexión: la importancia de la acogida; el aprovechamiento de cualquier ocasión propicia para el primer anuncio (por ejemplo, las homilías de los funerales y de las fiestas de los pueblos); el inestimable valor de la experiencia y el testimonio en la vida cristiana y la percepción de los distintos métodos de evangelización como instrumentos a nuestra disposición, siempre como medios de ayuda, nunca de limitación.