Cookie Consent by FreePrivacyPolicy.com Osma-Soria.org / El Obispo / Carta del Obispo
Diócesis de Osma-Soria

Carta del Obispo

EL EFECTO SER HUMANO

Febrero 2024

Este es el lema que Manos Unidas ha elegido para la campaña de este año.  Manos Unidas es una Organización no Gubernamental para el Desarrollo formada por voluntarios, sin ánimo de lucro, católica y seglar, que lleva trabajando 65 años. Sus líneas de trabajo prioritarias son dos: la financiación de proyectos de desarrollo en países del Sur y la sensibilización de la población en España, dirigida especialmente al ámbito de la educación y a toda la sociedad en general.

Durante un quinquenio (2023-2027) Manos Unidas quiere esforzarse en conseguir la dignidad global, liberando a la humanidad de la pobreza, del hambre y de la desigualdad. Y para ello tiene un reto: trasladar a la sociedad cómo la crisis medioambiental global está afectando a millones de personas en todo el planeta, pero de una manera más evidente a los pueblos más vulnerables. El Papa Francisco nos recuerda que es importante educar para la alianza entre la humanidad y el entorno, partiendo desde la conversión personal: “la crisis ecológica es un llamado a una profunda conversión interior… Recordemos el modelo de san Francisco de Asís, para proponer una sana relación con lo creado como una dimensión de la conversión íntegra de la persona”. (Laudato Si´, 217 y 218). 

Las personas tenemos que darnos cuenta de nuestra responsabilidad en el cuidado de la casa común. Hay que luchar por conseguir un mundo mejor, colaborando en la obra creadora de Dios y dejar lugar para la esperanza. Pero ese cambio, tiene que empezar desde dentro y desde la generosidad y el cuidado del prójimo. El Papa Francisco (cf. LS 220) nos recuerda que esta conversión supone varias actitudes para llevar este cuidado lleno de ternura hacia el otro: 

  • Gratitud y gratuidad: reconocer que el mundo es un don recibido del amor del Padre, lo que implica actitudes de renuncia en favor de los demás.
  • Conciencia amorosa de formar con los demás seres del universo una preciosa comunión universal, reconociendo los lazos con los que el Padre nos ha unido a todos los seres.
  • Desarrollo de la creatividad y entusiasmo, para resolver los graves problemas del mundo. Se trata de una responsabilidad que brota de la propia fe que nos empuja a luchar por un mundo mejor para todos.

Quiero agradecer el trabajo que los miembros de la Delegación de Manos Unidas vienen realizando en nuestra diócesis de Osma-Soria. Gracias a todos y cada uno de vosotros, porque sin vuestro esfuerzo generoso, esta realidad de fraternidad no sería posible. En mi viaje a Camerún pude comprobar cómo los proyectos de Manos Unidas se hacen realidad y se convierten en bálsamo para aquellas personas que viven en situaciones desfavorecidas. Los tres proyectos que nos han asignado a la Diócesis de Osma-Soria corresponden a tres continentes diferentes: África, Asia y América.

1.- Senegal: Sanghé es un pueblo a 80 km de Dakar y una zona rural muy desértica y pobre. Manos Unidas construyó una escuela de Primaria que ha permitido que se hayan inscrito un gran número de niños, pero que a su vez conlleva la necesidad de mejorar las estructuras higiénico-sanitarias. Por eso, las Hermanas de la Inmaculada Concepción solicitan la colaboración para construir un bloque de letrinas que mejorarán la salud tanto de los 251 alumnos como de sus 7 profesores, para lo que solicitan 12.901 euros.

2.- Líbano: Tibnine está a 120 kms de Beirut, y acoge a muchos refugiados sirios. Actualmente en el Orfanato para niñas de Tibnine viven 65 niñas huérfanas o pertenecientes a familias extremadamente pobres. A día de hoy, el Orfanato no puede hacer frente al coste del combustible, por lo que proponen la instalación de paneles solares en el tejado, lo que aseguraría el suministro continuo y sostenible de la energía del Orfanato. Las beneficiarias serían las 65 niñas que viven allí y el personal que las atiende, para lo que solicitan 37.818 euros.

3.- Cuba: Las Hnas. Misioneras del Corazón de Jesús y los Padres Operarios en La Habana y Camagüey tienen comedores de ancianos que garantizan una nutrición adecuada a mayores de 70 años con escasas posibilidades y en muchos casos en estado de abandono familiar. También quieren hacer talleres para la promoción y cuidado de los mayores. Los beneficiarios directos serán 2880 ancianos (1728 en La Habana y 1152 en Camagüey) que recibirán alimentos para revertir la situación de desnutrición en la que se encuentran. Solicitan 24.418 euros.

Como decía el Papa Benedicto en su homilía en el inicio de su ministerio petrino el 24 de abril de 2005: “los desiertos exteriores se multiplican en el mundo porque se han extendido los desiertos interiores”. Queridos diocesanos, seamos generosos, no dejemos que nuestro corazón se seque, y hagamos florecer la generosidad en todos nosotros.



† Abilio Martínez Varea
Obispo de Osma-Soria